No se vende, pero fue comprado

El contenido de este blog no puede ni debe ser vendido, pero ha sido comprado.
El tiempo que uno dedica a las cosas o a las personas es lo que las vuelve valiosas. Cuando doy mi tiempo a algo estoy cediendo mi vida, la vida que transcurre en ese tiempo. El receptor termina teniendo algo mío. Esta es la clave para cumplir con el mandato de Levítico 19: 18: "Ama a tu prójimo como a ti mismo". Pero Jesús nos dio un nuevo mandamiento: Amar al prójimo más que a uno mismo, hasta dar la vida por él. (Juan 15: 12-13) Salvo para defender la integridad de algún integrante de la familia o de alguien muy amado, nuestro sacrificio no es beneficioso en la forma en que resulta el de Cristo. Perder la vida cruentamente en beneficio de otro no redime porque somos pecadores. Pero sí es posible dedicarle tanta atención a alguien que podamos afirmar que hemos dejado la vida en él o por él. No de manera cruenta o sacrificial, sino en cuanto a entrega y dedicación. Así como le dedicamos nuestra vida a Jehová, también es bueno darla por otro invirtiendo nuestro tiempo en él.
_____________________________________________

jueves, 28 de julio de 2016

¿Por qué permite Dios la injusticia?


El mundo es injusto

Tanto si usted es ateo, agnóstico, creyente, de izquierda, de derecha, rey de bastos, caradura o polizón en viaje a Venus, todos estamos de acuerdo en que este es un mundo inherentemente injusto. Injusto y contradictorio. Como en el cambalache de Discépolo, en la vidriera irrespetuosa del mundo contemplamos estampas como: “herida por un sable sin remache, ves llorar la Biblia junto a un acordeón”. Y es imposible negar que estamos “en el mismo lodo, todos manosea’os”.

Casi todos los hombres se han planteado estas preguntas: “Si existe Dios, y es un Dios de amor y de justicia, ¿por qué suceden tantas cosas injustas en el mundo? ¿Por qué permite Dios la maldad?


Dios tiene enemigos declarados, otras personas son indiferentes o están desorientadas y también hay defensores  acérrimos del Creador. Pero, inclusive entre los que parecen defender al Creador, hay algunos que trabajan para el Enemigo:

Un par de jóvenes padres se enfrenta a la muerte de su hijo. Un sacerdote católico se acerca a ellos y les dice: “Es que Dios lo vio tan hermoso y tan puro que quiso tener un angelito junto a Él”.

¿Qué clase de dios haría algo así? Un  dios miserable, injusto, egoísta, caprichoso, desamorado, insensible, despiadado. El sacerdote, ¿fue a consolar a los padres o a alejarlos de Dios? ¿A quién sirve?

La maldad manifiesta en el mundo hace que muchas personas de buen corazón terminen por negar la existencia de Dios. Entonces, si no queremos negar la realidad de Dios, tendremos que encontrar una respuesta satisfactoria que explique la razón por la cual Dios debe permitir la maldad por un tiempo, una explicación para su aparente conducta insensible y pasiva ante la iniquidad.


Buscando la respuesta


En el caso de la pareja que perdió a su hijo, un defensor de Dios podría decir que es Todopoderoso y autosuficiente, que el Padre no necesita recibir nada de nadie, que no creó el universo ni a los seres que viven dentro y fuera de él por necesidad alguna, sino por amor hacia sus creaciones, para que pudieran compartir con Él la alegría y la plenitud del ser y de la vida. Agregaría que los seres humanos que mueren no se transforman en ángeles, que los ángeles son creaciones individuales de Dios en el mundo espiritual; que fueron creados adultos y completos y que no se reproducen. Por lo tanto, no hay “angelitos”. Todo esto es cierto, pero no responde a la pregunta que nos preocupa.

Algunos tratan de darle un sentido positivo al sufrimiento. Dicen: “Nos pasan cosas malas porque Dios nos está probando o intentando que aprendamos algo”.
Es cierto que uno aprende y madura cuando la guitarra plañe, pues la misma Biblia dice:
«2Mejor es ir a la casa del duelo que ir a la casa del banquete, porque ese es el fin de toda la humanidad; y el que está vivo debe poner [esto] en su corazón. 3 Mejor es la irritación que la risa, porque por el mal humor del rostro se mejora el corazón. 4 El corazón de los sabios está en la casa del duelo, pero el corazón de los estúpidos está en la casa del regocijo.» (Eclesiastés 7: 2-4, Traducción del Nuevo Mundo de las Sagradas Escrituras)

También es cierto que Dios no pretende que seamos unos amargos que no saben hallar regocijo en la vida. Lo que dice el texto es: Cuando la guitarra suena jota, bailamos; cuando plañe, nos planteamos las cosas profundamente, buscamos ayuda, hablamos con Dios, reflexionamos. Y nos hacemos más sabios; salimos mejores de la coyuntura. Eso es todo. Pero, ¿nos prueba o nos enseña Dios con cosas malas?

La Biblia responde:

«13 Al estar bajo prueba, que nadie diga: “Dios me somete a prueba”. Porque con cosas malas Dios no puede ser sometido a prueba, ni somete a prueba él mismo a nadie. 14 Más bien, cada uno es probado al ser provocado y cautivado por su propio deseo. 15 Entonces el deseo, cuando se ha hecho fecundo, da a luz el pecado; a su vez, el pecado, cuando se ha realizado, produce la muerte.»  (Santiago 1: 13-15, misma traducción)

Santiago –medio hermano de Jesús-  dice, inspirado, que Dios no somete a prueba con cosas malas. El sufrimiento no proviene de Dios, el argumento es falaz.

Lo mejor, me parece, es buscar en el inicio y tratar de ver cómo comenzó la maldad en el mundo. Vayamos, pues, a los capítulos 2 y 3 del Génesis:

7 Y Jehová Dios procedió a formar al hombre del polvo del suelo y a soplar en sus narices el aliento de vida, y el hombre vino a ser alma viviente. 8 Además, Jehová Dios plantó un jardín en Edén, hacia el este, y allí puso al hombre que había formado. 9 Así Jehová Dios hizo crecer del suelo todo árbol deseable a la vista de uno y bueno para alimento, y también el árbol de la vida en medio del jardín, y el árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo.»

[………]

15 Y Jehová Dios procedió a tomar al hombre y a establecerlo en el jardín de Edén para que lo cultivara y lo cuidara. 16 Y también impuso Jehová Dios este mandato al hombre: “De todo árbol del jardín puedes comer hasta quedar satisfecho. 17 Pero en cuanto al árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo, no debes comer de él, porque en el día que comas de él, positivamente morirás”.
18 Y Jehová Dios pasó a decir: “No es bueno que el hombre continúe solo. Voy a hacerle una ayudante, como complemento de él”. 19 Ahora bien, Jehová Dios estaba formando del suelo toda bestia salvaje del campo y toda criatura voladora de los cielos, y empezó a traerlas al hombre para ver lo que llamaría a cada una; y lo que el hombre la llamaba, a cada alma viviente, ese era su nombre. 20 De modo que el hombre iba dando nombres a todos los animales domésticos y a las criaturas voladoras de los cielos y a toda bestia salvaje del campo, pero para el hombre no se halló ayudante como complemento de él. 21 Por lo tanto Jehová Dios hizo caer un sueño profundo sobre el hombre y, mientras este dormía, tomó una de sus costillas y entonces cerró la carne sobre su lugar. 22 Y Jehová Dios procedió a construir de la costilla  (1) que había tomado del hombre una mujer, y a traerla al hombre.
23 Entonces dijo el hombre:
“Esto por fin es hueso de mis huesos
y carne de mi carne.
Esta será llamada Mujer, (2)
porque del hombre fue tomada esta”.
24 Por eso el hombre dejará a su padre y a su madre, y tiene que adherirse a su esposa, y tienen que llegar a ser una sola carne. 25 Y ambos continuaban desnudos, el hombre y su esposa, y sin embargo no se avergonzaban.
3 Ahora bien, la serpiente resultó ser la más cautelosa de todas las bestias salvajes del campo que Jehová Dios había hecho. De modo que empezó a decir a la mujer: “¿Es realmente el caso que Dios ha dicho que ustedes no deben comer de todo árbol del jardín?”. 2 Ante esto, la mujer dijo a la serpiente: “Del fruto de los árboles del jardín podemos comer. 3 Pero en cuanto a [comer] del fruto del árbol que está en medio del jardín, Dios ha dicho: ‘No deben comer de él, no, no deben tocarlo para que no mueran’”. 4 Ante esto, la serpiente dijo a la mujer: “Positivamente no morirán. 5 Porque Dios sabe que en el mismo día que coman de él tendrán que abrírseles los ojos y tendrán que ser como Dios, conociendo lo bueno y lo malo”.
6 Por consiguiente, la mujer vio que el árbol era bueno para alimento, y que a los ojos era algo que anhelar, sí, el árbol era deseable para contemplarlo. De modo que empezó a tomar de su fruto y a comerlo. Después dio de este también a su esposo cuando [él estuvo] con ella, y él empezó a comerlo. 7 Entonces se les abrieron los ojos a ambos, y empezaron a darse cuenta de que estaban desnudos. Por lo tanto cosieron hojas de higuera y se hicieron coberturas para los lomos.

(1) Es notable que la falsa costilla es el único hueso del cuerpo humano que se regenera completamente si se deja un fragmento de periostio. Esto se usa en cirugía reparadora cuando hay que injertar hueso. En poco tiempo la costilla vuelve a crecer y hasta puede ser usada para nuevas operaciones, si es necesario.
(2) Hay una traducción que dice: “varona”. En el texto hebreo la palabra utilizada significa, literalmente, “hombre femenino”. Pero no es una frase, es una única palabra, el femenino de hombre. Es como si en español fuera “hombre” y “hombra”, o varón y varona, como figura en una traducción (ahora no puedo precisar cual).

Después de esto, siguieron las consecuencias de la desobediencia:

11 A lo que dijo él [Dios]: “¿Quién te informó que estabas desnudo? ¿Del árbol del que te mandé que no comieras has comido?”. 12 Y pasó el hombre a decir: “La mujer que me diste para que estuviera conmigo, ella me dio [fruto] del árbol y así es que comí”. 13 Ante eso, Jehová Dios dijo a la mujer: “¿Qué es esto que has hecho?”. A lo cual respondió la mujer: “La serpiente... ella me engañó, y así es que comí”.
14 Y Jehová Dios procedió a decir a la serpiente: “Porque has hecho esta cosa, tú eres la maldita de entre todos los animales domésticos y de entre todas las bestias salvajes del campo. Sobre tu vientre irás, y polvo es lo que comerás todos los días de tu vida. 15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu descendencia y la descendencia de ella. Él te magullará en la cabeza y tú le magullarás en el talón”.
16 A la mujer dijo: “Aumentaré en gran manera el dolor de tu preñez; con dolores de parto darás a luz hijos, y tu deseo vehemente será por tu esposo, y él te dominará”.
17 Y a Adán dijo: “Porque escuchaste la voz de tu esposa y te pusiste a comer del árbol respecto del cual te di este mandato: ‘No debes comer de él’, maldito está el suelo por tu causa. Con dolor comerás su producto todos los días de tu vida. 18 Y espinos y cardos hará crecer para ti, y tienes que comer la vegetación del campo. 19 Con el sudor de tu rostro comerás pan hasta que vuelvas al suelo, porque de él fuiste tomado. Porque polvo eres y a polvo volverás”.
20 Después de esto Adán llamó a su esposa por nombre Eva, porque ella tenía que llegar a ser la madre de todo el que viviera. 21 Y Jehová Dios procedió a hacer largas prendas de vestir de piel para Adán y para su esposa, y a vestirlos. 22 Y Jehová Dios pasó a decir: “Mira que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros al conocer lo bueno y lo malo, y ahora, para que no alargue la mano y efectivamente tome [fruto] también del árbol de la vida y coma y viva hasta tiempo indefinido...”. 23 Con eso Jehová Dios lo echó del jardín de Edén para que cultivara el suelo del cual había sido tomado. 24 De modo que expulsó al hombre, y al este del jardín de Edén apostó los querubines y la hoja llameante de una espada que continuamente daba vueltas para guardar el camino al árbol de la vida.
4 Ahora bien, Adán tuvo coito con Eva su esposa, y ella quedó encinta. Con el tiempo ella dio a luz a Caín y dijo: “He producido un hombre con la ayuda de Jehová”. 2 Más tarde volvió a dar a luz, a su hermano Abel.

Antes de ir a la cuestión que nos ocupa, nos resultará conveniente detenernos en otra, que nos servirá para empezar a comprender cómo actúa Dios. Jehová le había dicho a Adán que el día que comiera moriría. Sin embargo, sabemos por la misma Biblia que Adán vivió 930 años y murió (Génesis 5: 5) ¿Mintió Dios?

Busquemos la respuesta en la Biblia: «8 Sin embargo, no vayan a dejar que este hecho en particular se les escape, amados, que un día es para con Jehová como mil años, y mil años como un día.» (Segunda Carta de Pedro 3: 8)

¿Por qué Dios dejó que Adán viviera casi un milenio? La clave está en este texto: «8 “Porque los pensamientos de ustedes no son mis pensamientos, ni son mis caminos los caminos de ustedes —es la expresión de Jehová—. 9 Porque como los cielos son más altos que la tierra, así mis caminos son más altos que los caminos de ustedes, y mis pensamientos que los pensamientos de ustedes.» […]
«11 así resultará ser mi palabra que sale de mi boca. No volverá a mí sin resultados, sino que ciertamente hará aquello en que me he deleitado, y tendrá éxito seguro en aquello para lo cual la he enviado

Dios jamás cambia sus designios. Él es amor (Primera Carta de Juan 4: 8; 4: 16), es justo, sabio y poderoso. No ejerce una justicia ciega y fría; al ser amor, modera siempre la justicia con amor; la justicia más el amor es la misericordia. Además, él siempre hace lo mejor para todos y nunca se guarda nada bueno que le pueda dar a alguna de sus creaciones.

Dios le había propuesto a la primera pareja que se reprodujeran, que sojuzgaran la tierra, que tuvieran en sujeción a los animales y extendieran el Paraíso a todo el planeta. Era un propósito bueno, inmejorable. Toda la humanidad viviendo como una gran familia, esparcida por toda la tierra; en paz, con abundancia y completa salud. Si no pecaban no tenían por qué morir, ni envejecer, ni enfermar. Si Adán no hubiese pecado, hoy estaría vivo en perfecta salud y luciendo como un hombre de unos treinta años. Y este mundo no sería lo que es, sino un jardín cultivado, un mundo de paz en el sentido más amplio de la palabra.

Adán no había tenido hijos cuando pecó. De haber ejecutado la condena a muerte ese mismo día, toda la humanidad que estaba en él no habría nacido. Los hijos de Adán no habían pecado, no existían, eran inocentes.

Pero Adán siguió biológicamente vivo, aunque agonizando lentamente; dirigiéndose lenta, pero inexorablemente, a la degradación y la inexistencia. Según la palabra que había salido de Dios, un ser eterno que siempre cumple sus propósitos, Adán ya estaba muerto. Una consecuencia lamentable de esto es que toda su prole heredó el pecado, la enfermedad y la muerte. Nacemos y comenzamos a morir. Somos prole de Adán, no de Dios. Nos tocó nacer en una “tierra maldita por tu causa” y gobernada por un mentiroso criminal, padre de la mentira y un asesino desde el principio (Juan 8: 44). Pero esto no es algo que Dios no pueda solucionar después. Para eso es el Reino de Dios, en manos de Su Hijo, que hemos estado pidiendo sin saber muy bien qué es y para qué, reino que ejercerá su poder restaurador en poco tiempo.

Pero, ¿por qué no restauró Dios las cosas ya? ¡Hace tanto tiempo que la humanidad sufre!

Hay otra cuestión en juego. Veamos.

Lo primero que hizo Satanás (significa “Resistidor”) cuando habló con Eva fue tratar a Dios de mentiroso. Eva dijo que Dios les había comunicado que el día que comieran del fruto morirían y el Diablo le dijo: “no morirán”. Seguidamente, el ángel rebelde le dio a entender que Dios no quería que ellos fueran como Él, conociendo lo bueno y lo malo. En la expresión de Satanás queda como que ellos podían y que Dios no se los daba por egoísmo. Fue entonces cuando Eva miró el fruto y vio que era bueno. Mordió el anzuelo y pecó, pero engañada.

El pecado de la primera pareja humana consistió en una usurpación de un poder que no podían tener; no eran suficientemente sabios ni inteligentes como para tener autonomía moral y decidir por sí mismos lo que estaba bien y lo que no. También hubo desobediencia y falta de amor y agradecimiento para el Creador, que tantos buenos regalos les había dado.

La rebelión que inició el Diablo (significa “Calumniador”) planteó una cuestión universal e inédita en la Creación. Desafió a Dios, no en su poder, sino en su autoridad moral. También propuso que el hombre podía gobernarse solo. Todos los ángeles presenciaron un planteo que nunca se había realizado y que no tenía respuesta cierta para ellos.

Consecuentemente, Dios tuvo que permitir que los hechos demostraran quién tenía razón. Si hacía una demostración de poder y destruía a Satanás eso no probaba nada. Antes bien, podía despertar más dudas en los ángeles. Permitiéndoles hacer, iba a quedar en evidencia quién mentía. Algo más de seis mil años de historia registrada demuestran, sin ninguna duda, que el hombre, que cree que se gobierna, y los seres invisibles que están detrás de la rebelión, no han producido más que dolor e injusticia.

La resurrección de los muertos durante el milenio de gobierno de Cristo en la tierra y ese propio gobierno corregirán todos los males cometidos.


  «Con eso, oí una voz fuerte desde el trono decir: “¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. 4 Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado”.» (Apocalipsis 21: 3-4)

1 comentario:

Pancho Viejo dijo...

GEN 1:26 MACHO Y HEMBRA ÉL LOS HIZO,...de que mujer se habla cuando el Creador mandó escriber MUJER,...claro que no puede ser eva que já estava creada,..por eso la MUJER no es la eva, QUE ENGAÑADA POR LA SERPIENTE DEJÓ DE SER LA MUJER DE ADÁN PARA SER APENAS MÁS UN ANIMAL, NACIÓ, CRECIÓ, VIVIÓ Y MURIÓ. Porque adán no és el HOMBRE, Hijo de Diós que vivió como hombre hasta morir, como Jesus....HOMBRE, és la imagen del Padre, MUESTRANOS EL PADRE le dijeron sus dicipulos y Jesus respondió,..HE ESTADO AQUI TANTO TIEMPO Y AUN ME PIDEN QUE LO MUESTRE,...es porque el Hijo és LA IMAGEN del PADRE, así como una imagen de propaganda de cocacola NÓ ÉS LA COCACOLA MISMA, EL HOMBRE FUÉ CRIADO A IMAGEN Y SEMEJANZA DEL PADRE, pero nó és el PADRE mismo. Entonces y para aclarar, cuando dise, que el padre y yó somos uno, apenas se deveria entender como SOLIDARIOS, palabra que no tendria en la antiguedad. La palabra sagrada fué modificada a gusto y paladar de cada congregación,...y mismo los antiguos escritos fueron manipulados, cortados, pisados e solamente quedaron intactos los escritos que no fueron entendidos, como por ejemplo EL HOMBRE CAYÓ EN UN PROFUNDO SUEÑO, muerte de Jesus por 3 dias,se relata de todos los que murieron como ungidos están como durmiendo con sus antepasados; de sus costillas salió la MUJER,...se lee en dos lugares solemante sobre costillas, en la cración de la MUJER y en la muerte de Jesus, cuando el soldado romano le clava la lanza y sale sangre y agua,.....la verificación del estado de muerte de Jesus dió legitimidad a su resurrección,... y posterior crédito a todas sus palabras, de lo contrario estariamos creyendo que los dicipulos robaron el cuerpo de Jesus para simular su resurrección. Entonces, "LA MUJER" ES DE HECHO: LA JERUSALÉN CELESTIAL, LA NOVIA DEL CORDERO, LA CIUDAD SANTA, LA GRAN AYUDADORA, LA QUE COMANDADA POR PEDRO EN LA TIERRA TRAERÁ JUSTICIA, PAZ Y LUZ DURANTE EL MILENIO DEL REINADO DE JESUS EN LUGAR DEL PADRE, CUANDO VENGA A NÓS EL TU REINO, SERÁ VERDAD, CUANDO EL PADRE DESCANSARÁ DE SUS TRABAJOS Y EL HIJO ASUMIRÁ DESDE LOS CIELOS EL MANDO DE LA ORGANIZACIÓN CELESTIAL, AQUI EN LA TIERRA. REPRESENTADO ASÍ POR EL ACAMPAMENTO DE LOS SANTOS.